Mundo Dietetico
Buscar en el sitio:
Categorias +

Ensalada de puerro y jamón

Una delicia de la cocina baja en calorías es la ensalada de puerro y jamón que deleita el paladar de grandes y chicos.

Ensalada de puerro y jamón

Ingredientes (4 personas):

* 200 gr. de puerro
* 150 gr. de apio rallado
* 120 gr. de jamón cocido
* 8 cucharadas de salsa mahonesa
* 2 cucharaditas de mostaza corriente
* 2 cucharaditas de vinagre

Elaboración:

El puerro debe estar ya limpio y sin la zona más verde de las hojas, aunque no importa que quede parte de lo verde, siempre y cuando sea carnoso. Lo cortaremos en rodajas de unos 2-3 mm. de grosor, y lo herviremos en agua salada durante 3-4 minutos (dependiendo de como nos guste de acabado “al dente”, lo mejor es probarlo a los 3 minutos y decidir).

Una vez cocido lo pasamos a un escurridor y lo dejamos enfriar.

Ponemos un bol grande donde echamos el puerro e iremos añadiendo las demás cosas.

El apio será de bote, que eso sí es fácil (y barato) de encontrar. Suele venir conservado en vinagre, y lo sacaremos con un tenedor y lo escurriremos ligeramente antes de echarlo en el bol. (el peso dado tanto para el puerro como para el apio es escurrido, listo para aliñar).

El jamón cocido (o de York) queda mejor si es de esos hechos al horno, con un toque ahumado. Deberemos comprarlo cortado grueso, para hacer tiras de unos 2 cm de largo y algo gruesas. Por supuesto lo juntamos con el resto de ingredientes.

Ahora viene lo más complicado: la salsa. Para darle bien el punto la prepararemos aparte.

Lo más fácil es partir de mahonesa de bote (que suele estar hecha con aceite de girasol y es bastante suave) pero si queremos hacerla casera, entonces habrá que hacerla con 3/4 aceite de girasol y 1/4 de oliva.

Mezclaremos 8 cucharadas soperas bien colmadas de mahonesa con las 2 cucharaditas rasas de mostaza y las 2 de vinagre. Pero mejor empezamos por menos cantidad de “aderezos”, para ir ajustando hasta que logremos el punto que nos guste.

Una vez lograda una salsa a nuestro gusto, con un puntillo de la fuerza de la mostaza pero sin que destaque, la añadimos al resto y revolvemos bien.

Para poderla comer deberemos tenerla al menos 4 horas en la nevera, pero mejor si es de un día para otro, pues así se integran mejor los sabores y sueltan bien todo el jugo las verduras.

Categoria: Recetas de Ensaladas
Tags: , , ,
Deja tu Comentario

Advertencia: Todos los comentarios ofensivos o agresivos seran borrados.